HOLA MALASIA, ADIÓS ESTRÉS

Malasia, la gran desconocida.

Si necesitas cambiar de aires porque el ruido de la ciudad está haciendo mella en ti, descubre Malasia ¡Te cambiará la vida!

Este país del sureste asiático está considerado uno de los más bellos del planeta pero ha sido muy poco explorados por los turistas. Lugares vírgenes, una flora salvaje y muy protegida, pocas construcciones… todo esto y mucho más te espera en la gran desconocida Malasia. Si el estrés y la rutina son los protagonistas de tu día a día, necesitas un destino como este para desconectar de la ciudad y conectar con un interior.

¿Todavía no te hemos convencido? Te contamos más razones por las que no te puedes perderte este maravilloso país lleno secretos y experiencias inolvidables que te cambiarán por dentro y por fuera.

¿Sabías que en Malasia se encuentra la selva más antigua del mundo?

La selva de Taman Negara es un increíble bosque tropical con una gran biodiversidad y casi virgen gracias a su inaccesibilidad. Puede parecer difícil que sea la jungla más antigua del mundo pero sus 140 millones de años hacen que sea difícilmente igualable. Es un paraje espectacular para disfrutar de días de trekking, aventuras en puentes colgantes y paseos en barca mientras disfrutas del paisaje en el que vive la rica fauna y flora del lugar.

¿Buscas descansar en una playa paradisíaca de postal?

Para compensar la densa selva encontramos las poco exploradas Islas Perhentian donde disfrutar del silencio, aguas turquesas, finas arenas blancas y un mundo submarino perfecto para disfrutar de largas jornadas de snorkel y buceo. Si siempre has querido visitar Mauricio, Seychelles, Maldivas, Bora Bora… dale una oportunidad a Malasia, no te defraudará.

Malasia, la gran desconocida.

¿Una experiencia entre tribus autóctonas?

Una de las mejores formas de viajar es conociendo desde dentro la cultura y tradiciones de los habitantes del país. En pleno parque de Taman Negara nos encontramos con tribus como las de los Orang Asli, una etnia completamente endémica de la península malaya. Rodeados de la selva y disfrutando de ver desde cerca su forma de vida ancestral descubrirás que se pueden aprender muchas cosas de todos ellos.

Seguro que te has imaginado ya en barca surcando el río que atraviesa Taman Negara, descansando en las playas de arena blanca y compartiendo tiempo y espacio con los Orang Asli después de un día de trekking. La paz que se respira en Malasia hará que los momentos de mindfulness sean imposibles de igualar y consigan hacerte olvidar y desconectar completamente del caos de tu rutina diaria ¿A qué esperas para vivir la experiencia más especial de tu vida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Te ayudo?