LA GALERIA DE NUESTRA VIDA

IMG 20190825 131927

Piensa en Leonardo Da Vinci y en la Mona Lisa. ¿Sabes que Leonardo Da Vinci tardó trece años en terminar su emblemática obra de arte?

Da Vinci era un genio, eso no es de arrebatar. Tampoco es una aspiracional, porque esta persona fue única en especie. Pero lo que me gustaría destacar es el gran dominio del artista por un abanico amplio de diferentes materias: anatomía, artes, ciencias, etc. Todas estas áreas barnizaban el desarrollo de sus capacidades infinitas.

Junto a este conocimiento amplio sobre diferentes perspectivas del universo, el pintor fue bendecido con una imaginación ilimitada.

Vale, no somos genios. Sin embargo, sí tenemos la capacidad de poder adquirir las mejores herramientas para dibujar nuestro lienzo de la manera más completa posible.

Y con pintar un cuadro me refiero a mancharnos las manos de pintura, sino a hacernos una imagen real de nuestro ser. Esto nos permitirá:

  • Conocernos mejor
  • Saber dónde estamos
  • Dibujar a dónde queremos llegar

El problema es que la mayoría estamos a destinados a vivir el mismo paisaje día tras día y eso limita nuestra capacidad para pincelar una pintura fiel a nosotros mismos. Nos vemos inmersos en una rutina que paraliza nuestra capacidad de aprendizaje y nos impide sacar a la luz esa imaginación necesaria para dibujar nuestro propio retrato. O nuestro paisaje. Porque no todos nos identificamos con un retrato.

Puede ser que nuestro reflejo sea un lago de aguas calmadas que reposa en las faldas de un cruce de colinas. Para otros, una imagen que muestra una hoguera con llamas de incertidumbre y profundo desasosiego es la mejor representación de su estado de ánimo.

Pero, ¿y si nos faltan piezas del paisaje que aún no hemos encontrado?; ¿cómo podemos encontrar ese trocito de nosotros que define nuestra esencia y completa nuestro cuadro?

En muchas ocasiones, nos encontramos esos momentos especiales a lo largo del día que generan aprendizaje, vínculos y oportunidades para definir nuestra esencia. Otras veces, sin embargo, lo más recomendable es romper con todo nuestro entorno para descubrir esa parte nuestra que está deseando ser descubierta.

Tras mi propio recorrido, considero que es necesario exponerse a situaciones muy variadas para autoconfirmar quienes somos realmente. Algunas de las siguientes acciones resultan muy potenciadoras:

  • Vivir nuevas experiencias
  • Acciones de voluntariado
  • Probar paisajes nuevos

Con nuevos acontecimientos, seremos capaces de salir de nuestra zona de comfort y avanzar en la apasionante ruta del autoconocimiento. Tendremos la oportunidad de conocernos en nuevas situaciones y encontrar nuevas tonalidades previamente inexploradas.

Voy a compartir contigo algunas de las vivencias que han actuado como mis talleres artísticos. En ellos he aprendido nuevas técnicas y fuentes de inspiración.

5

Experiencias de quinta marcha

Para mí, las experiencias de quinta marca son aquellas en las que mi mente y cuerpo tratan de encontrarse en ese camino de la superación y el desafío. Son todas esas experiencias físicas nuevas que requieren la coordinación de todas las dimensiones de mi ser para llevarme a un nivel previamente desconocido. En ellas, el estado anímico juega un rol protagonista.

Entre las que he realizado últimamente se encuentran el Surf y el Snow.

7

Surfeando nuestra vida

Anterior a mi primer contacto con el surf, tenía la idea preconcebida de que se trataba de una actividad meramente física. Fuerza, equilibrio y habilidades físicas en general se presentaban en mi mente como los must requeridos para aspirar a hacer algo con una tabla de surf.

No ha sido hasta que no me he visto cara a cara con el oleaje marino que no he comprendido que se trata de toda una orquestación mental.

¿Con qué están relacionados nuestros resultados surferos?

Confianza con nosotros mismos

La autoconfianza es parecida a esa barrita energética que nos tomamos para chutarnos de energía. Pero a diferencia de la que compramos en el supermercado, debe ser una fuente de empoderamiento continua. Nuestro mayor o menor éxito con la tabla será un reflejo directo del grado de confianza con nosotros mismos. Si tenemos dudas siempre podemos tantear en esta medida. Es altamente eficaz

Gestión de factores externos

Por otro lado, nuestros sentidos con el surf se elevan nivel de alerta máximo. Si estamos aprendiendo lo normal es que estemos en una zona en la que tengamos que andar con mil ojos con el resto de las tablas y con la nuestra propia. Es la única forma de evitar un disgusto. No obstante, donde está el reto es en aprender a encontrar esa paz mental con el vaivén de las olas al mismo tiempo que te mantienes en guardia. Se trata de la vida misma, ¿o no?

Visualización del resultado

Para lograr buenos resultados con las olas, la visualización es la fórmula mágica. Con ello me refiero a la contemplación mental de lo que quieres conseguir guardando todo resquicio de duda en la trastienda. Podemos decir que autoconfianza y visualización forman el equipo vencedor con el que no habrá ola que te frene.

Gestión de la frustración

El ciclo de éxito se culmina con una adecuada gestión de la frustración. ¿Por qué? Porque nadie quiere caerse una y mil veces de la tabla. Queremos aprender y disfrutar rápido. Y todo, ¡para ya! Además, es inevitable compararnos con el compi de al lado que acaba de empezar y se le da mucho mejor. Hay que aceptar nuestro propio ritmo de aprendizaje e insistir una y otra vez. Esto me recuerda a la gestión del síndrome del impostor cuando comenzamos cualquier proyecto.

surf

Snowboarding, ¿quién dijo miedo?

Este año he dado el sí quiero a este deporte de nieve. ¿Por qué? Porque estoy convencida que todo lo que pueda probar viene con regalo de promoción: esa acuarela o ese pincel que va a permitir un mejor trazado del cuadro. ¿Qué me ha aportado el Snow?

Gestión de la tensión

No debemos luchar contra nuestra tensión o miedo, ya que su existencia es básica para nuestra supervivencia. Lo que sí debemos es gestionarlo mejor. Para ello debemos aceptar que, por ejemplo, al aprender Snow vamos a estar mas tiempo en la nieve que sobre la tabla. Y algunas caídas duelen…te aseguro que duelen de verdad.
No obstante, si conseguimos aceptar que “comeremos bastante nieve”, nos relajaremos y conseguiremos ese equilibrio entre el placer y las caídas que a priori se nos puede antojar una relación más propia de ciencia ficción.

Maximización de la concentración

Ligado a las caídas, debemos tener en cuenta que, en algunas pistas, como en Sierra Nevada, confluyen deportistas de todos los niveles. Esto quiere decir que debemos tener ojos delanteros, traseros y laterales. Debemos tener una vista casi panorámica de nuestra situación para no arrollar a nadie o no ser embestidos.
El alcance de este superpoder se asemeja a otro tipo de mindfulness ya que te obliga a estar presente y con máxima concentración. ¿Hay tanta diferencia con al canto de un mantra?

snow

Viajar sola

Si las experiencias de quinta marcha me han proporcionado nuevos sets de acrílicos para mi maletín de pintora, viajar sola me ha regalado una espátula. ¿Para qué? Para eliminar todos mis límites y miedos , permitiéndome fluir con otros lugares y culturas a la vez que exprimo el presente.

Estas experiencias me han proporcionado no sólo desarrollar mis capacidades de resiliencia y resolución ante circunstancias variadas, sino ampliar mis perspectivas y conocimiento de otras civilizaciones. Todo ello con una óptica curiosa y de aprendizaje continuo. Como decía Walt Disney , “las ideas proceden de la curiosidad”. ¿No crees que es buena forma de darle vida?

8
8

Acciones de voluntariado

Siempre he dicho que me he sentido un poco egoísta cuando he participado en proyectos de voluntariado. No se trata de falsa modestia sino porque siento que recibo mucho más de lo que doy.

Te cuento una mini historia real. Yo misma me he catalogado siempre como una persona impaciente. Sin embargo, cuando estuve participando en el proyecto educativo de Ancash (Perú) contemplé un nuevo color de mi persona.

Encontré que me gustaba colaborar con niños, jugar con ellos e incluso integrarme en su mundo de fantasía. Conseguí entenderlos y gestionar sus cambios de humor. Algunos compañeros me comentaron que habían descubierto que era una persona cargada de paciencia. Lo mejor de todo es que también fue un descubrimiento para mí.

1
1

En busca de nuevos paisajes

Entornos extremos: desierto de Merzouga

Mi viaje al desierto de Merzouga me regaló las acuarelas de tonos beige pasteles que necesitaba para seguir avanzando en mi obra. Gracias a ello, he podido continuar pintando gran parte del paisaje de mi cuadro.

El desierto tiene algo mágico. Me encanta la frase de El Principito: “Lo bello del desierto, es que en algún lugar esconde un pozo”. Este pozo se puede esconder bajo la forma de secreto, tesoro o conocimiento. Porque lo bello del desierto es que hay un complot entre todos sus elementos para que salgas un poquito más sabio. ¿Esto es bueno o malo? Lo tendrás que valorar tú…Pero si te aseguro que estás en el lugar adecuado para darte de bruces tu propio yo. Y es que, en un mar infinito de dunas, el tiempo se paraliza. Todo el universo se alinea y te acerca su firmamento para que veas tu propio reflejo en las estrellas.

Hay un canal entre las dunas que conspira en tu favor, que se alimenta de energía y se transmuta en paz. Todo en el desierto se intensifica: desde el latido de tu corazón a la nitidez de tu propio retrato. Este escenario resulta muy útil para valorar qué es aquello por lo que más palpita tu corazón. Quédate con ello ?

Mi estancia en el desierto la contemplo como una fase vital en sí misma. Tú decides en cada momento si refugiarte bajo la sombra de un árbol (sí, hay vegetación en el desierto), explorar un poco los alrededores para quizás encontrarte con una nueva excursión de camellos o resguardarte del calor. Es importante escucharnos, conocer nuestros deseos y todo ello sin el látigo del tiempo.

Cuando el tiempo desaparece, perdemos la perspectiva del pasado y futuro. Entonces, desaparece nuestro ego y nos concentramos en el ahora. Es el secreto del desierto.

desierto

Templos locales

La mayoría del tiempo no podemos depender coger un avión para conectar con nosotros mismos. Pero sí es responsabilidad nuestra encontrar nuestros paraísos naturales de acceso exprés para poder olvidarnos de todos los estímulos que nos invaden a diario y consumen nuestra energía.

A veces, esto lugares cobran la forma de un paseo marítimo, una ruta de senderismo, un parque cerca de casa, un retiro de fin de semana

La distancia no es una excusa para encontrar nuestros rincones mágicos ?

¿Y qué hay del marco?

Tener una imagen realista de nosotros mismos para conocernos mejor y saber nuestro propósito es vital. Gracias a este conocimiento no iremos a ciegas en el camino ya que lo lideramos en base a nuestro código de valores y prioridades.

Tenemos claras las ventajas de la pintura, pero ¿qué hay del marco?

El marco no es lo esencial, pero nos condiciona. De hecho, puede delimitar nuestra actuación camuflado de lo siguiente:

  • Círculos de amistades y conocidos poco constructivos
  • Hábitos interiorizados que no son saludables
  • Estructuras de pensamiento y creencias limitantes

Es conocida la afirmación “Sin los Médici no tendríamos a Da Vinci” . El artista hubiera vivido toda su vida como un genio, pero seguramente no conoceríamos sus obras de no haber contado con la financiación de la familia más influyente y poderosa del renacimiento.

No aconsejo depender de factores externos para nuestro crecimiento personal, ya que depende únicamente de nosotros. Pero ¿por qué no desechamos todo lo que nos obstaculiza?

Además, resulta vital para nuestro desarrollo rodearnos de nuestra tribu, personas que vibran con nuestro nivel de consciencia. Compartir nuestros logros, miedos y sueños con aquellos que nos aportan valor y energía positiva.

Y tú…
¿Cómo llevas tu cuadro?

Suscríbete a nuestra NEWSLETTER
y recibe las últimas noticias, consejos, aprendizajes, ofertas y próximos viajes….


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Te ayudo?