MEDITACIÓN LLUVIA DE ESTRELLAS PERSEIDAS: CÓMO DISFRUTARLA Y POR QUÉ ES IMPORTANTE

perseidas


Como cada año, ¡la lluvia de estrellas las Perseidas está sobre nosotros! Cada agosto, en todo el hemisferio norte, los admiradores del cosmos miran hacia arriba para ver este espectacular espectáculo de «estrellas fugaces» que iluminan el cielo nocturno. Este año, las Perseidas alcanzarán su punto máximo la noche del 11 al 12 de agosto. Si bien la luz del último cuarto de luna atenuará algo de la vitalidad de los meteoros, las Perseidas pueden adquirir un significado especial este año.

No es ningún secreto que 2021  ha sido un año diferente a otros en la historia reciente, ya que la pandemia de COVID-19 ha interrumpido la vida cotidiana en todo el mundo. Durante este tiempo, la comunidad del cielo oscuro, tanto astrónomos profesionales como observadores ocasionales, han notado el poder curativo del cielo nocturno . El cielo lleno de estrellas nos mantiene conectados a tierra, brinda continuidad a nuestras vidas y nos conecta entre nosotros durante el aislamiento.

¿Qué mejor manera de conectarse a todas las personas del mundo uniéndonos todas, en cualquier lugar del mundo, que meditando juntas durante la lluvia de estrellas?  Es por eso que aquí te dejo una meditación para celebrar esta lluvia de estrellas.

¿Qué es una lluvia de estrellas?

En una noche promedio del año, puede atrapar un meteoro en un cielo oscuro cada 15 minutos aproximadamente. Durante una lluvia de meteoritos como las Perseidas, hay una ráfaga de estrellas fugaces cada hora durante las horas punta. Estas lluvias ocurren cuando la Tierra choca contra una nube de escombros en el espacio arrojada por cometas o asteroides activos. En el caso de las Perseidas, el objeto principal es el cometa Swift-Tuttle.

¡Sorprendentemente, la gran mayoría de estas partículas no son más grandes que un grano de arena y golpean la atmósfera de nuestro planeta a velocidades increíbles de más de 100,000 millas por hora! Los meteoros se queman en una fracción de segundo en la atmósfera superior, lo que resulta en un rayo de luz que vemos atravesar el cielo.

 

¿Qué son las perseidas?

En el transcurso de un año, hay alrededor de una docena de lluvias de meteoritos que ofrecen un gran espectáculo para los observadores del cielo, sin embargo, las Perseidas son una de las más prolíficas y conocidas. Si bien muestran actividad del 17 de julio al 24 de agosto, el pico es la noche del 11 al 12 de agosto de 2020, cuando hay una oleada de meteoros que cruzan el cielo a lo largo de la noche.

Por lo general, durante las fechas pico, los observadores de meteoritos deben mantener los ojos bien abiertos en busca de impresionantes bolas de fuego que iluminen los cielos. Las Perseidas son capaces de producir una serie de meteoros brillantes, llameantes y fragmentados, que dejan impresionantes estelas de humo a su paso.

 

¿Cómo puedo ver las perseidas?

Las Perseidas pueden producir de uno a dos meteoros por minuto para un observador dado bajo un cielo rural oscuro. Cualquier contaminación lumínica o luz de la luna reduce considerablemente los números observables. Para el espectáculo del cielo de 2020, con el último cuarto de luna saliendo alrededor de las 11 pm hora local, será mejor comenzar a buscar meteoros tan pronto como caiga la oscuridad y antes de que la luna salga por el este.

Los meteoros parecen irradiar desde la constelación homónima de la lluvia, Perseo, que se eleva después de la medianoche local en el cielo del noreste en esta época del año en todo el hemisferio norte. Pero se recomienda mirar hacia el noreste a partir del anochecer local para atrapar incluso las estrellas fugaces Perseidas rezagadas.

No se necesitan telescopios ni binoculares: los ojos sin ayuda son los más adecuados, ya que pueden empapar todo el cielo y los meteoros pueden aparecer en todas partes del cielo.

 

Lecciones espirituales de las estrellas

Cuando miramos hacia el cielo nocturno y pensamos en lo lejos que aparecen todas las estrellas y planetas, podemos sentirnos pequeños y solos. El universo es tan grande y nosotros tan pequeños. Sin embargo, nuestro cuerpo contiene todo el macrocosmos; es la residencia de Dios. Dios está dentro de nosotros. Por tanto, no estamos solos. Nuestro cuerpo físico puede ser pequeño, pero nuestra alma es una con Dios.

Muchas verdades espirituales vienen a la mente mientras contemplamos el cielo nocturno, las estrellas, los planetas. Una es la comprensión de que somos mortales, que no sabemos de dónde venimos ni adónde iremos cuando demos el último aliento de nuestra vida. Esto nos hace detenernos en nuestra ajetreada vida.

Solo entonces nos damos cuenta de que esta vida es transitoria cuando comenzamos a prestar atención a algo duradero. Comenzamos a preguntarnos acerca de la inmortalidad de nuestra alma y Dios. Tales pensamientos crean una conmoción dentro de nosotros que nos despierta espiritualmente.

Sí te ha gustado este post y quieres dejarme tu feedback y comentarios, puedes publicarlo abajo al final del post y te contesto, me encanta saber sí te ayudan estas herramientas que os dejamos en el blog y sí vais mejorando en vuestra práctica personal…


Ah y No olvides suscribirte a la newsletter si deseas que te avisemos de nuestras ofertas y novedades de nuestra formación, retiros y viajes, así como mucho contenido de valor para tu autoconocimiento y despertar.
Un súper abrazo!
María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCUBRE LA METODOLOGÍA QUE TRANSFORMA VIDASDeja tus datos a continuación para acceder
× ¿Te ayudo?