3 + 1 LECCIONES QUE APRENDÍ DURANTE MI RETIRO EN EL CENTRO DE OSHO YOGA EN INDIA

osho

Viaje al centro de Osho Yoga en India. Mi experiencia con el yoga y la meditación empezó desde muy joven.

Con solo 20 años ya había leído decenas de libros de Osho, soñaba con ir a la India y quería seguir aprendiendo lecciones de los maestros.

Así que, el último verano antes de empezar la universidad, cogí todos los ahorros que había obtenido trabajando y me fui 3 meses a viajar sola por la India.

Ese viaje fue un antes y un después para entender de verdad la filosofía del yoga, el tantra, la meditación y el hinduismo.

Conceptos mágicos que cada año me hacen volver con mi tribu a un país en el que siempre descubro algo nuevo.

Una de las paradas de ese primer viaje fue el Centro Osho en la ciudad de Puna.

Allí aprendí 3 lecciones muy valiosas que hoy sigo aplicando a mi vida y que quiero compartir contigo en este post.

 

Por qué es tan conocida la filosofía de Osho

Bhagwan Shree Rajneesh, también conocido como Osho, fue un maestro espiritual que vivió en la India y estuvo en activo desde los años 50 hasta su muerte en el año 1990.

Sus enseñanzas han viajado desde entonces por todo el mundo. Además, hoy siguen llamando la atención de miles de discípulos que toman su discurso como forma de vida.

Pero, ¿qué es lo que hace tan especial su filosofía para que haya destacado sobre otros gurús?

Te lo cuento en los 3 aprendizajes que yo me llevé de mi viaje espiritual por la India.

 

1. La meditación de Osho en movimiento

La primera vez que pisé la India, yo no sabía meditar.

Había leído un montón de libros de autoayuda y yoga. Varios de ellos escritos por el propio Osho, pero yo no sabía qué era meditar realmente.

Durante mi estancia en el ashram aprendí que se podía meditar de muchas maneras distintas, pero especialmente descubrí la meditación en movimiento.

Osho pensaba que para la mente del occidental es muy difícil entrar de golpe en una meditación vipassana o del silencio.

En el mundo occidental vivimos muy excitados por los estímulos externos, la sobrecarga de información, el estrés y la ansiedad…si de repente nos pararnos a meditar en posición de loto, nuestra mente se distraerá muy fácilmente.

Por eso Osho creó un concepto llamado meditaciones activas.

Estas meditaciones, de las cuales hay más de 10 tipos, se hacen acompañadas de música, bailando y expresándonos con el cuerpo.

Durante este proceso llega un punto en el que dejamos de pensar y empezamos a ser. A esto Osho lo llama “catarsis”, que significa que estás sacando todo de ti (emociones negativas, estrés, pensamientos…)

Después de soltar y sacarlo todo con el baile, te sientas y en silencio comienzas una meditación más introspectiva.

Esta es también una meditación muy utilizada en el kundalini yoga y en el tantra, en la que se mueve muchísima energía.

Si nunca la has practicado te animo a que pruebes tú sola un día en casa. Ponte música y déjate llevar, para después sentarte en silencio y practicar una meditación.

 

2. Descubriendo el Tantra

Puede que hayas escuchado que el tantra está relacionado con la sexualidad, pero esa es solo la idea que nos han vendido en Occidente.

En realidad es toda una filosofía enorme que va más allá de la práctica sexual, que es solo una parte.

Tantra es una forma de vida, al igual que el Yoga, que es mucho más que asanas.

Lo que predica esta filosofía es el disfrute del momento presente, del aquí y ahora y de todo lo que tenemos, por lo que debemos estar agradecidos.

Podríamos decir incluso que la filosofía tántrica es lo contrario a la filosofía yóguica.

Mientras el Yoga se vive en la austeridad y la disciplina, el Tantra nos anima a vivir la vida con energía, con felicidad, intensamente…así era Osho y quizás por eso se ganó tantos enemigos en su camino.

Aprender tantra también me ayudó mucho a descubrir cosas sobre las relaciones que yo no sabía.

En un momento en el que yo era muy joven, relacionaba el amor con la posesión y con la mente. Pero en este viaje entendí algo que me hizo cambiar de opinión:

El amor no es algo que sientes hacia una sola persona. El amor es un concepto universal. Está en ti y en todos los seres del mundo, y debe ser compartido con todos los seres del mundo.

 

3. El concepto de Abundancia

Osho era una persona que se hacía notar. Llevaba relojes de oro, ropa muy llamativa y llegó a tener hasta 93 coches Rolls Royces.

Esto no gustó nada a muchos gurús tradicionales de la India, ni tampoco a algunos occidentales que no compartían sus ideas.

Sin embargo, él pensaba que ser espiritual no tiene nada que ver con ser austero.

En nuestra sociedad tenemos una creencia muy arraigada de que si eres una persona espiritual, tienes que vivir con lo mínimo.

Ser ostentoso y darnos lujos no está bien visto. O si no, piensa en cuántos caprichos dejas de darte por lo que pensarán los demás de ti.

Osho sostenía que mientras más abundancia y riqueza tengamos en la vida, más podremos ayudar a los demás y más abundancia podremos crear.

Él decía que la pobreza material significaba una pobreza de espíritu.

Personalmente me encantó este concepto y desde que lo aprendí, empecé a aplicarlo en mi vida.

Tenemos que vivir en la abundancia pero valorando lo que tenemos. Y no solo me refiero a la abundancia material. También a la espiritual, la del amor y la de vivir sin ponernos límites a nosotras mismas.

 

EXTRA. La experiencia de convivir en grupo

Te he contado las que para mí fueron las 3 claves que cambiaron mi vida en aquel viaje a India. Sin embargo, quería añadir una más que aún me sigo llevando en cada viaje.

La experiencia de convivir con un grupo.

Yo me fui totalmente sola a la India, pero en los meses que estuve allí, siempre estuve acompañada.

Conocí a personas de todo el mundo, que estaban buscando su desarrollo espiritual al igual que yo.

Cada una me aportó algo diferente, y aún 20 años después recuerdo las enseñanzas de algunas de ellas.

Esto es algo que hoy en día intento mantener en mis viajes a India con mi tribu. La energía de convivir con un grupo de personas que están igual que tú. Que buscan su crecimiento espiritual y que nunca te dejan sola.

 

La filosofía de Osho sigue viva

En este post has aprendido un poco más sobre la filosofía de Osho y por qué yo me enamoré de ella en mi viaje a la India.

Te animo a que después de ver las lecciones que yo aprendí. Toma las que te sirvan y busca las tuyos propias leyendo alguna de sus obras.

Si mis aprendizajes te han inspirado. Además, ttambién te gustaría vivir una experiencia transformadora, te animo a que nos acompañes en nuestro próximo viaje espiritual a la India.

No hay otro destino como India para transformarte desde dentro. Podrás conocerte más a ti misma y volver con un cambio de mente para conseguir todo lo que te propongas.

Si quieres acompañar a un grupo de buscadoras inconformistas como tú, te dejo por aquí la información del viaje.

Y como siempre, si tienes alguna pregunta sobre lo que te cuento en este post o sobre nuestros viajes, puedes escribirme a info@viajestransformacionales.com

Si te ha gustado este post déjame un comentario contándome cuál de todos estos aprendizajes ha conectado más contigo.

Namaste

«Si hay algo de verdad en lo que he dicho, sobrevivirá. La gente interesada en mi trabajo llevará la antorcha, sin imponer nada a nadie. Deseo que no olviden el amor, el regocijo y el tener la mirada inocente como un niño…conózcanse a sí mismos, el camino está dentro.» Osho

6 comentarios de “3 + 1 LECCIONES QUE APRENDÍ DURANTE MI RETIRO EN EL CENTRO DE OSHO YOGA EN INDIA

  1. Rosa dice:

    Me ha encantado este Post. No entiendo bien lo que dice osho sobre la pobreza material pobreza de espíritu! Entonces si no tienes muchos bienes, o vives al día económicamente, eres pobre de espíritu?

    • Maria Salvador dice:

      Hola Rosa. Lo que quiere decir es que la abundancia material no está reñida con la abundancia espiritual. Igualmente la carencia material tampoco implica carencia espiritual. De puede ser espiritual siendo rico o pobre. La espiritualidad está por encima de lo material. Un abrazo.

  2. Belén dice:

    Hola! ¿Cuando fuiste, dónde te hospedaste? ¿De cuántos días mínimo recomendarías que durase la estancia para poder adquirir esa visión de la vida?
    Tengo 23 años y me encantaría ir a la India a encontrar mi camino y a mí misma.

    • Maria Salvador dice:

      Hola Belen,
      Gracias por seguirme. Te cuento. cuando yo fui, los primeros días me hospedé en el mismo ashram de Osho, tienen un hotel muy bueno. Luego, al alargar mi estancia, me busqué un apartamento con otros compañeros en Pune, la ciudad donde está el ashram. Esta opción es mucho más económica si vas a estar tiempo. Pero si es la primera vez que vas a India, mejor quédate dentro del ashram, vas a sentirte más segura. Luego, siempre estás a tiempo de mudarte. En cuanto al tiempo mínimo te aconsejo una semana aunque si puedes estar 15 días mejor. Yo llevo grupos a India todos los años, si te interesa más escríbeme a info@viajestransformacionales.com. Namaste.

  3. Exira dice:

    Realmente me ha fascinado. No me considero un seguidore de nadie (pues todo maestro al final te dice que debes seguir tu propio camino y no seguir), pero Osho me resulta fascinante. Mi deseo es conocer algún día este lugar.
    Gracias por contar tu experiencia.
    Tengo un blog donde hablo sobre la consciencia: https://radioconsciencia.com y esta información será útil para crear en el futuro algún artículo, obviamente citándote.
    NAMASTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCUBRE LA METODOLOGÍA QUE TRANSFORMA VIDASDeja tus datos a continuación para acceder