6 CONSEJOS PARA EQUILIBRAR EL CHAKRA DEL CORAZÓN, ANAHATA

cuarto chakra anahata

Los siete chakras son puntos energéticos del cuerpo. Y cada uno está representado por una frecuencia y un color específicos. Hay tres chakras de la parte superior del cuerpo y tres chakras de la parte inferior del cuerpo. Para conectarlos está el chakra del corazón, de ahí que su función es primordial para estar en equilibrio.

El chakra del corazón no es tan simple como podría parecer a primera vista. Es un cuarto punto energético muy complejo que representa transformación e integración. Es la manifestación de la cuarta dimensión que reside en el amor y la unidad de poderes aparentemente opuestos, como el poder del espíritu y el poder de la materia.

Entonces, para comprender cómo trabajar con el chakra del corazón, es esencial comprender la complejidad de su simbolismo. Una vez que lo entiendas, tendrás un conocimiento profundo de diversas técnicas que se pueden aplicar para curarlo y abrirlo, y podrás elegir la óptima para tu caso individual.

El cuarto chakra se llama Anahata, es de color verde, y está situado en nuestro corazón. Es el chakra del amor. Como el corazón es el órgano más importante de nuestro cuerpo, conocido como “el emperador” en la medicina china, asi el amor es el centro de nuestras vidas. El chakra del corazón nos permite envolver nuestra capa física con la radiación del amor.

 

Un cuarto chakra equilibrado mejora nuestras relaciones

Para mejorar nuestras relaciones, con los demás y con nosotros mismos, debemos florecer y desarrollarnos como personas compasivas y amorosas, necesitamos ser receptivos al amor. Cuando nuestros corazones se hayan abiertos estamos en paz con nosotros mismos y con los que nos rodean, y nos sentimos equilibrados, armoniosamente, en nuestro interior. La experiencia del amor nos ayuda a realizar conexiones mas completas con la belleza y la luz de otras personas, asi como con nosotros mismos.

El cuarto chakra se encuentra justo en el medio en un sistema de siete. Es el punto de equilibrio entre espíritu y materia, entre mente y cuerpo, cielo y tierra.

El equilibrio es la base subyacente de la longevidad en todas las cosas, especialmente en las relaciones. Lo que tiene equilibrio dura más. Piensa en un motor de automóvil finamente sintonizado, en el que cada componente funciona sin problemas con los demás, en comparación con un motor que está muy desafinado, en el que las partes se rozan entre sí.

El chakra del corazón también es el integrador de las polaridades. Los opuestos interactúan a través de la relación. A través del corazón, tu mente se integra con tu cuerpo, tu espíritu se relaciona con la materia y tus sueños se equilibran con la realidad. A través de esta integración de polos opuestos, lo inesperado puede cobrar vida: tus sueños pueden elevarse a niveles más allá de tus expectativas.

El elemento del cuarto chakra es el aire, lo que significa la forma en que este chakra se relaciona con la respiración, la amplitud y la sagrada reciprocidad con nuestro entorno. Aspiramos y exhalamos en un constante toma y daca con la atmósfera que nos rodea.

 

Activar el cuarto chakra para manifestar nuestros propósitos

Estamos en constante intercambio y co-creación con otros. No tendrías oxígeno para respirar si no fuera por los árboles y las plantas, y estos no obtendrían el dióxido de carbono que necesitan si no fuera por ti.

Centrado en el equilibrio y la reciprocidad, el cuarto chakra nos enseña que nuestro servicio a los demás nos sirve. Incluso la palabra merecer significa «venir del servicio». El principio básico del amor se aplica a todas las manifestaciones: cuanto más damos, más hay para todos. Esta es la ley de la abundancia.

Sobre todo, el chakra del corazón nos dice esto: no tenemos que hacerlo solos. A través de asociaciones y colaboración, podemos hacer más con menos esfuerzo. Vivir este principio en el mundo es crear una revolución social, un cambio del amor al poder al poder del amor.

Lo que amamos es realzado por ese amor. Cuando cuidas tu hogar con amor, se convierte en un puerto de belleza y gracia. Amar a tus hijos fomenta tus mayores posibilidades. En el trabajo, las relaciones que incluyen respeto positivo y cuidado genuino sacan lo mejor de tus empleados y compañeros de trabajo. Amar a tu pareja te alienta a hacer lo mejor. De ello se deduce que amar a nuestro mundo es la forma de traer el cielo a la tierra y, al hacerlo, crear un mundo que funcione para todos. 

El chakra del corazón pregunta qué puedes dar, no qué puedes obtener. Tu vida es un regalo de Dios para ti. Lo que haces de tu vida es tu regalo a cambio. Tu creación es tu regalo para el mundo. Será tu legado. El chakra del corazón te invita a descubrir su secreto: eres un agente de amor en el sueño del mundo. Cuanto más te ames a ti mismo y compartas tu amor con los demás, más creación se convertirá en éxtasis.

 

Arquetipos del Cuarto Chakra

Los dos arquetipos que ejemplifican la energía del chakra del corazón son el Acto/la Actriz y el Amante. El uno es un retrato arquetípico del amor pretendido que no está totalmente integrado en su experiencia. El otro está completamente abierto y disfruta de la maravilla del amor.

Arquetipo Disfuncional: El Actor/ La Actriz

Cuando el cuarto chakra está desequilibrado representa el arquetipo de El Actor o la Actriz.

El Actor o la Actriz se refiere a aquellos que juegan al amor, pero que no están suficiente conscientes, y esconden sus más oscuros sentimientos bajo las necesidades ocultas del poder y la dominación.

Este arquetipo es incapaz de una intimidad verdadera, porque se resiste a sentir sus temores y su negatividad para amar o ser amado por otro. Va por la vida actuando como si todo estuviera bien, escapando de la realidad emocional y arreglándoselas para evitar la experiencia de la intimidad. El amor, para este arquetipo, es un ejercicio mental, en lugar de un función de su corazón.

Ser demasiado vulnerable y protegerse a sí mismo de algún daño es la principal preocupación de este arquetipo ante una relación íntima. Seguramente ha tenido experiencias en el pasado que le han llevado a cerrar su corazón.

Este arquetipo espera sanar sus heridas encontrando a alguien que le mitigue el dolor y le cuide, pero él/ella no ofrecerá amor a cambio.

El tira y afloja de sus relaciones es frustrante y doloroso para cualquiera que sea capturado en los juegos tormentosos que este arquetipo mantiene.

Arquetipo Funcional: El Amante

Cuando el cuarto chakra está equilibrado representa el arquetipo de El Amante.

Abrirse al arquetipo del amante que hay dentro de nosotros significa que primero y principalmente nos amemos a nosotros mismos. Sin saber quiénes somos, y sin comprendernos ni aceptarnos, no podemos profundizar en el poder del amor. Dejar atrás el Arquetipo del Actor/Actriz genera oportunidad de cambio y permite la sanación.

El arquetipo del amante vive su vida desde un lugar de amor. Este es un arquetipo que ama a las personas, a los animales, a las plantas a la vida toda. Especialmente se ama y se acepta a si mismo como ser total y completo, y sabe cuan merecedor es recibir amor.

El arquetipo del Amante no es ni exclusivo ni limitado en su capacidad de amar. Está abierto a cualquiera que se le acerque a su esfera y exprese respeto y calidez. Da y recibe amor sin límites.

Sabemos cuando nos sentimos ante la presencia del arquetipo del Amante con su corazón abierto, porque nos sentimos bien con nosotros mismos, felices y dispuestos a dar y entregar amor. Su alegría funde las actitudes endurecidas y resistentes. Una persona amante llena de energía amorosa a todos los que le rodean.

El Amante ha elegido abrir su corazón a la vida. Mantiene una continua relación de amor con todas las cosas y todos los seres. No le importa cuantos obstáculos vengan en su camino, siempre optará por el amor y la vida. Acepta la negatividad y el desafío como parte del programa de la vida para su crecimiento y madurez. Es un ser de luz.

 

Seis consejos para activar el Cuarto chakra

La integración mente-cuerpo es más que una estrategia de salud personal. Es un movimiento de conciencia que puede cambiar el mundo. A medida que comienzas a activar los chakras, tus acciones internas se vuelven más complejas. Aquí en el chakra del corazón tienes varias tareas:

1. Eleva la energía hasta el corazón

Siente tu corazón como el órgano que regula tu energía interna. Empieza a vibrar con la energía del corazón y expándela al mundo tanto en tus meditaciones como en tus acciones. La meditación budistas basadas en el amor y la compasión pueden ayudarte a elevar la energía del chakra del corazón.

2. Corrige tu postura y abre tu corazón

Se dice que hace muchos viajes en la vida, pero tal vez los más difíciles son esos dieciocho centímetros entre tu cabeza y tu corazón. Si el cuerpo está demasiado contraído, entonces no hay suficiente espacio en el interior del templo para descender hacia él, sin dejar otra opción que vivir en su cabeza. Al expandir tu cuerpo, con una postura erguida, hombros hacia atrás, abres un lugar en el interior profundo de tu ser que puede recibir el espíritu divino que eres.

3. Trabaja con la respiración

Piensa en el elemento aire. Es suave. No tiene bordes ni límites duros, pero como viento puede tener un gran poder. Del mismo modo, tu respiración tiene un gran poder para aportar amplitud a tu cuerpo y ayudar a que tus músculos se ablanden y se liberen. Nos protegemos de la vulnerabilidad del amor al tensar y endurecer el cuerpo. Sin embargo, el corazón requiere suavidad, derritiendo tus bordes. La respiración es la herramienta central para suavizar. El corazón se trata más de permitir que de empujar, más de ser en lugar de hacer. Puedes realizar ejercicios de Pranayama para trabajar con tu respiración.

4. Mantente centrado/a en ti mismo/a

Mientras haces todo lo anterior, debes permanecer dentro de ti para expandirte. Cuando vives desde tu centro, y riges tu vida de dentro hacia afuera, es más seguro expandirse y tienes menos necesidad de límites y protección. Un centramiento fuerte en ti te permite rendirte. Amarte a ti mismo/a, puedes amar a otro sin perderte. Tendrá menos necesidad de ser llenado de otras personas, y eso deja más espacio para el amor genuino. Ánclate siempre a tu eje interno, y actúa desde tu poder interior.

5. Intenta sentir el corazón en los momentos de tu vida y respira en tu corazón

Sé amoroso contigo mismo y fomenta el fluir en lugar del logro. Usa tu respiración como un mantra en tu vida. Puedes practicar la meditación para activar el chakra del corazón donde activas la conexión de tu respiración entre tu corazón y tu mente.

6. Medita en el corazón

Para equilibrar tu corazón es importante. La meditación para activar todos los chakras puede ayudarte.

 

Sí te ha gustado este post y quieres dejarme tu feedback y comentarios, puedes publicarlo abajo al final del post y te contesto, me encanta saber sí te ayudan estas herramientas que os dejamos en el blog y sí vais mejorando en vuestra práctica personal…

¿Empiezas a sentirte menos abrumada y estresada por tus preocupaciones diarias? ¿Te sientes más conectada contigo misma  ¿Empiezas a sentir más confianza en que las cosas se desarrollarán como deben? ¿Te sientes más conectada con los demás y con el Universo? ¿Puedes escuchar tu voz interior e intuición con más claridad?

Déjame tu comentario abajo del todo:
Ah y No olvides suscribirte a la newsletter si deseas que te avisemos de nuestras ofertas y novedades de nuestra formación, retiros y viajes, así como mucho contenido de valor para tu autoconocimiento y despertar.
Un súper abrazo!
María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCUBRE LA METODOLOGÍA QUE TRANSFORMA VIDASDeja tus datos a continuación para acceder
× ¿Te ayudo?