Por qué nos enamora Bali (y por qué tú también caerás rendida a sus encantos)

No la llaman la isla de los Dioses en vano.

Tampoco es casualidad que Elizabeth Gilbert escogiera Bali como escenario donde sucedió su inspiradora novela Come, Reza, Ama.

Bali tiene magia. Mucha, y de la buena.

Esta isla indonesia es especial por muchos motivos. El primero, el carácter cálido y acogedor de su gente, que siempre está dispuesta a ayudar y a regalarte una sonrisa.

Además, la riqueza cultural de esta bella isla armoniza totalmente con ese amable carácter local. Los bailes y la música tradicional, las ofrendas de flores de vivos colores repartidas allá donde mires… Lo cierto es que resulta imposible no empaparse de belleza en este lugar paradisíaco.

De hecho, si algún día tienes la suerte de viajar a Bali, te advertimos: el modo de vida balinés te hará replantearte muchas cosas. ¡Por eso nos encanta!

Esta isla no es un lugar por el que puedas pasar sin que algo haga clic en tu interior, y más si, como hacemos nosotros, combinas tu estancia allí con actividades que cultiven cuerpo, mente, alma y corazón: yoga, meditación, rituales, mindfulness

Precisamente por eso, Bali es uno de los destinos favoritos para todo aquel que busque una experiencia profunda que le haga replantearse sus prioridades y su modo de vida.

Sabemos que tú también buscas algo más que un viaje de relax.

Si estás aquí es porque anhelas una experiencia más profunda que te cambie la visión de la vida y que te haga replantearte lo importante, a lo Julia Roberts en Come, Reza, Ama, cuando decidió dejarlo todo para irse a un templo balinés a meditar.

Y hablando de templos…

Los templos balineses: el hogar de la espiritualidad

Visitar los templos balineses, conocidos como puras, es una experiencia transformadora que no te puedes perder. Mundialmente conocidos, los milenarios templos de Bali son la expresión más elevada de esta espiritualidad tan pura que impregna la provincia indonesia.

En Bali los modestos templos domésticos conviven con otros espectaculares y grandiosos. Estos últimos, diseminados por la costa sur, están dedicados a las deidades del mar y adoptan por ello una posición estratégica.

Aunque es tremendamente difícil escoger porque hay miles de templos increíbles (¡casi uno por cada habitante!), a continuación te dejamos los templos que siempre visitamos con nuestra tribu de viajeros conscientes:

  • El Templo de Goa Gajah, también conocido como la Cueva del Elefante.
  • El Templo de Sebatu, famoso por sus manantiales sagrados.
  • El Templo de Taman Ayun en Mengwi, el segundo mayor después de Besakih.
  • El Templo de Tirta Empul, donde en nuestro retiro realizamos la ceremonia “Melukat”, un ritual sagrado muy importante para los hindúes en Bali. El Melukat requiere de una ofrenda especial llamada Pejati, que significa “corazón determinado”.
  • El romántico Templo de Tanah Lot, un templo del siglo XVI dedicado a los espíritus guardianes del mar que parece que flota sobre las aguas del mar cristalino. Al atardecer es todo un espectáculo.
  • El Templo de Tamba Waras. Tamba significa medicina y Waras salud, y este templo histórico se llama así por el rey de Tabanan. Este rey, que vivió durante el siglo XV, estaba muy enfermo y ordenó a una persona que encontrara la cura. Mientras meditaba, a este sirviente del rey se le aparecieron misteriosamente un humo y una fuente sagrada, que utilizó como medicina para curar definitivamente a su rey.

Pero no solo de conexión interior y de meditación vive el hombre: deleitar los sentidos también es necesario, ¡y resulta que Bali también es ideal para eso!

Sus frutas tropicales de vivos colores, su arte y su artesanía, sus paisajes verdes y abundantes repletos de cocoteros y campos de arroz, sus espectaculares playas… Harán que te centres totalmente en el presente y que te olvides de eso tan importante que tenías que hacer cuando vuelvas a casa.

Prometido.

Otros de nuestros planes favoritos en Bali

Si, como nosotros, eres partidario del slow travel, estamos seguros de que no has llegado aquí buscando una recomendación superficial de actividades turísticas estándar y sitios donde hacerte las mejores fotos para Instagram.

De hecho, es cierto que hoy en día muchas áreas de Bali ya son demasiado turísticas, por lo que es recomendable hacer un pequeño esfuerzo para acceder a las zonas menos masificadas. Así que, sin más demora, aquí van nuestras actividades favoritas en Bali:

Visitar la zona oeste de la isla

La zona oeste es ideal para disfrutar de ese Bali más auténtico. Nos encanta la pequeña aldea de Pejaten, donde se puede presenciar el curiosísimo proceso de fabricación de tejas para las casas balinesas, o visitar una fábrica de cerámica reconocida a nivel mundial por su excelente calidad y sus finos detalles.

También se puede experimentar el estilo de vida local en el mercado de Kerambitan o en las espectaculares plantaciones de cacao.

Disfrutar de Ubud

Ubud es uno de los lugares más espirituales del mundo, refugio no solo de dioses, sino de la bohemia de la primera mitad del siglo XX.

Durante esta época Ubud se llenó de pintores, escultores y otros artistas ansiosos de explorar nuevos confines y cambiar de perspectiva alejándose del mundo conocido.

A día de hoy aún se puede apreciar su legado a través de los programas y las escuelas que fundaron, que actualmente siguen a pleno rendimiento en Ubud.

Por eso, no es de extrañar que se encuentren aquí las mejores galerías de arte de la isla.

Practicar el yoga y la meditación

 No hay mejor lugar que Bali para iniciarse en el mundo del yoga a la meditación, o para profundizar en estas disciplinas.

Aunque hay muchos centros de yoga en Bali, nuestra búsqueda de paz nos lleva de nuevo a Ubud, pues entre sus concurridas calles han proliferado numerosos establecimientos que facilitan el camino hacia la espiritualidad a todos los seres que están abiertos a ella: meditación, yoga, reiki, ceremonias sagradas…

En nuestro último retiro transformacional en Bali disfrutamos de la sabiduría de los maestros locales tomando una clase de Yoga en el famoso centro Yoga Barn de Ubud. ¡Te aseguramos que es una experiencia de otro mundo!

Perderte en la isla Gili Trawangan

Si lo que buscas es un lugar paradisíaco de esos que dejan sin aliento, no puedes perderte esta isla. Gili Trawangan es un tesoro por explorar que continúa siendo prácticamente virgen.

Es un lugar perfecto para fundirse con la naturaleza (si te gusta el snorkeling vas a alucinar), donde los lugareños continúan siendo amigables y extrovertidos con los visitantes.

De hecho, si tienes suerte es posible que se animen a guiarte por los mejores rincones de su amado hogar. Su orgullo no es para menos: este lugar cuenta con una arraigada cultura, exuberantes cascadas, playas idílicas y hasta un volcán.

Explorar la exuberante naturaleza de Bali

Almorzar en un restaurante local con vistas a los preciosos campos de arroz de Jatiluwi, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una experiencia nutritiva para cuerpo y alma.

Y si eres de las que prefiere hacer ejercicio en vacaciones, Bali también tiene regalos reservados para ti.

¿Qué te parecería un trekking mindfulness que culmina viendo el amanecer en la cima de un volcán (el volcán Batur), seguido por un relajante baño en unas fuentes termales naturales?

En la cultura balinesa todo se rige por los astros: Cuando te casas, cuando te compras una casa, cuando bautizas a tu hijo, cuando abres un negocio… todo, absolutamente todo, se hace consultando primero al astrólogo del pueblo. Por eso en nuestros viajes no perdemos la oportunidad de consultar a un astrólogo y ver que nos depara el futuro!

Visitar una familia balinesa y comer con ellos

Aquí te dejamos una foto de nuestros anfitriones en muestro último viaje a Bali. Si quieres sentirte como un viajero y mezclarte con los locales, nada mejor que ser invitado a comer por una familia balinesa. Podrás conocer como es una típica casa balinesa y el estilo de vida relajado de los balineses.

Si con estas palabras hemos logrado transmitirte al menos una centésima parte de nuestro amor por Bali, estaremos felices.

Aunque si buscas una escapada de disfrute, crecimiento interior y reflexión lo mejor es que experimentes la isla de los Dioses por ti mismo: te estamos esperando.

De hecho, estamos seguros de que volverás tan enamorado de Bali como nosotros. Palabra de Julia Roberts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Te ayudo?