YIN YOGA TRANSFORMACIONAL: QUÉ ES Y SUS BENEFICIOS

yinyoga3

Yin yoga es la nueva práctica que todos los estudios están incorporando a sus programas de clases.

Esta modalidad se ha vuelto bastante popular últimamente, desbancando incluso a otras más físicas como el Ashtanga o el Vinyasa yoga.

Pero lo cierto es que la práctica del Yin yoga no tiene nada de nueva.

Es un estilo tradicional que en oriente se utiliza para profundizar en nuestro interior y explorar las sensaciones del cuerpo y la mente.

En este post te propongo adentrarte en el Yin Yoga Transformacional: nuestra adaptación de este estilo que te ayudará a calmar la mente para enfocarte en tu transformación personal.

Para empezar tu práctica, te recomiendo que cuando termines de leer el post vayas a mis vídeos de Youtube, que aquí te dejo. En ellos te enseño varias posturas de yin yoga que puedes realizar en casa.

Qué es el yin yoga y en qué se diferencia de otras modalidades

Mientras los estilos más físicos como el Ashtanga, Vinyasa o incluso Hatha yoga triunfan en occidente, existe un tipo de yoga más calmado cuyo objetivo es profundizar en lo que estamos sintiendo.

Yin yoga trabaja el cuerpo y la mente de manera pasiva, con posturas que se aguantan de 3-5 minutos y trabajando mucho la respiración.

Lo que queremos conseguir practicando yin yoga es equilibrar nuestros nadis, que en yoga son los canales o puntos energéticos del cuerpo por los que fluye nuestra energía vital o prana.

Si estás acostumbrada a otras prácticas más exigentes físicamente, quizás el yin yoga te suponga un reto porque requiere que tu mente esté totalmente conectada y relajada.

Sin embargo, eso no quiere decir que tenga menos beneficios: aquí te dejo 7 formas en las que el yin yoga transformacional puede beneficiar a tu cuerpo y mente.

1. Consigue más flexibilidad y fortalece tus articulaciones

Al ser una modalidad que busca aguantar las posturas durante varios minutos, conseguirás fortalecer tus articulaciones y estirar los músculos de tu espalda, piernas, brazos y cuello.

Esto es ideal para ti si a lo largo del día pasas mucho tiempo sentada, si trabajas en casa o si tu estilo de vida es sedentario.

Además, el hecho de alargar y estirar el cuerpo te ayudará a fortalecer tus articulaciones y a mantenerlas estables a lo largo del tiempo.

2. Mejora tu práctica de pranayama

Aunque la base de todos los estilos de yoga es el pranayama o la práctica de respiración, el yin yoga se centra mucho más en ella.

No concebimos aguantar las posturas durante tanto tiempo si no van acompañadas de una respiración lenta y consciente.

Por ello, si en tu práctica habitual sientes que necesitas mejorar la técnica de respiración, una clase de yin yoga será tu aliada en este caso.

3. Conecta más con tus emociones

Un tipo de yoga dinámico como puede ser el Vinyasa incluye secuencias como la del saludo al sol, en la que entras en una meditación en movimiento casi sin darte cuenta.

Esto puede hacer que tu mente entre en un estado consciente y esté muy atenta a realizar la secuencia.

Sin embargo, en yin yoga encontramos asanas quietas y calmadas, en las que quizás tu atención baje al cuerpo y empieces a sentir emociones que tenías bloqueadas.

Si esto ocurre y sientes una inmensa alegría, rabia o ganas de llorar, déjalo fluir mientras sigues respirando: esto es una señal de que estás soltando todo lo que tenías dentro.

4. Equilibra tus puntos energéticos

Como te he explicado antes, en yin yoga buscamos calmar la mente y equilibrar nuestros chakras y nadis o puntos energéticos por los que fluye la energía vital, también llamada prana.

El hecho de estirar todos los músculos de nuestro cuerpo y pararnos a mantener la postura hace que termines tu práctica mucho más equilibrada que al principio.

No buscas forzar ni llegar lo más lejos posible en la postura, por lo tanto estás siendo más permisiva con tu cuerpo y aumentando tu autoestima y autocompasión.

Por ello, si te inicias en este estilo notarás que cuanto más avanzas, más equilibrada te sentirás tanto física como emocionalmente.

5. Profundiza en tu práctica de meditación

Yin yoga es un estilo muy introspectivo.

Para algunos puede resultar difícil al principio, pues requiere de mucha paciencia y calma mental.

Sin embargo, esto supone a la vez una ayuda para profundizar en tu práctica de meditación mientras estás dentro de la propia clase de yoga.

Si has leído nuestro post sobre qué es meditar ya sabrás que no consiste en dejar la mente en blanco, por eso las prácticas como el yin yoga son muy beneficiosas para profundizar en la meditación.

6. Calma tu mente en momentos de estrés

Hay personas que en momentos de estrés y ansiedad se descargan con movimientos fluidos y prácticas fuertes como las del Ashtanga o Rocket yoga.

En cambio otras necesitan calma, paz y sobre todo bajar al cuerpo y olvidarse de la mente.

Yin yoga es sobre poner nuestra atención en el cuerpo, ahí donde están surgiendo todas estas emociones negativas que nos afectan a nivel interno y externo.

Por eso también se está incorporando en occidente como terapia para calmar el estrés y la ansiedad.

7. Mejora la técnica de tus posturas

Al ser un estilo lento y calmado que requiere aguantar las posturas durante varios minutos, el yin yoga te ayudará a mejorar la técnica.

Quizás al realizar movimientos más fluidos y rápidos has olvidado cómo tienes que colocar los brazos, piernas o espalda correctamente en las posturas.

Tu práctica de yin yoga también te ayudará a corregir estos errores y mejorar la técnica de tus asanas de cara a las siguientes disciplinas.

Empieza a practicar Yin yoga hoy mismo y descubre los beneficios por ti misma

Ahora que conoces todos los beneficios de este estilo que quizás no conocías, te animo a que empiezas a practicarlo hoy mismo.

Te aseguro que los resultados se empiezan a notar pronto: verás cómo te sientes más calmada y en paz contigo misma, a la vez que tu cuerpo y tus articulaciones te lo agradecerán.

Te invito a que veas mis clases de yin yoga en Youtube, donde realizamos posturas muy sencillas y beneficiosas, y que investigues también por ti misma sobre este estilo para incorporarlo a tu práctica habitual.

Déjame un comentario contándome si te gustaría que profundizara más en otros estilos de yoga y qué dudas te suelen surgir en los ejercicios.

También puedes encontrar más contenido sobre Yoga Transformacional y crecimiento personal subcribiéndote a nuestra Newsletter y en la cuenta de instagram, @viajestransformacionales.

Feliz práctica.

Namaste.

Suscríbete a nuestra
NEWSLETTER
y recibe las últimas noticias, ofertas y próximos viajes


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCUBRE LA METODOLOGÍA QUE TRANSFORMA VIDASDeja tus datos a continuación para acceder
× ¿Te ayudo?